¡¡Ya está aquí el verano!!

El sol luce intensamente, vamos ligeros de ropa, y en cuanto tenemos un pequeño hueco aprovechamos para ir a la playa o la piscina. Es la oportunidad de disfrutar de un momento de relax, solos o en compañía, mientras nos damos un refrescante baño que nos ayude a bajar la temperatura corporal 🙂
En esta época debemos poner especial atención al astro rey, ya que aunque no nos expongamos intencionadamente a sus rayos, al ir ligeros de ropa, debemos tener cuidado también con el alcance indirecto de sus efectos.

La protección solar se torna por tanto un elemento imprescindible para evitar las consecuencias negativas de la exposición sin precauciones. Aplicándonos diariamente una crema con un factor de protección solar (FPS), evitaremos los dañinos rayos ultravioleta A y B, causantes del del envejecimiento prematuro, las arrugas y las manchas de sol, e incluso el temido cáncer de piel.

En los primeros días de exposición debemos ser especialmente cautelosos, y debemos comenzar aplicándonos un FPS alto; éste viene determinado por el tiempo que una persona puede estar expuesta al sol sin sufrir quemaduras. Si tenemos una piel clara, la protección que deberíamos elegir sería alta, siendo el factor FPS de 30 óptimo, especialmente en los primeros días. (Con él tardaremos 30 veces más en quemarnos de lo que lo haríamos sin él) Con un factor 15, la cobertura de protección sería de la mitad.

Según vayamos logrando broncearnos, y siempre en función de nuestro tono de piel, podremos ir rebajando progresivamente el factor para ajustarlo a nuestro actual tono, no olvidando nuca evitar la exposición al sol en las horas centrales del día, ya que el sol llega con los rayos de manera mucho más horizontal y dañina.

Otros consejos fundamentales que debemos tener en cuenta a la hora de exponernos al sol, es la repetición de la aplicación de la crema cada 3 horas, aun cuando ésta sea resistente al agua, y aplicárnosla siempre al menos 30 minutos antes del primer contacto con el sol.
Para lograr que nuestro moreno dure el máximo tiempo posible, aplicarnos una crema hidratante después de la ducha es la mejor opción, porque además  logrará que nuestra piel luzca más tersa e hidratada.
También puedes optar por cremas específicas para después de la depilación, y si te preocupa tu figura, la mejor elección será utilizar una crema anticelulítica hidratante reafirmante. Para el rostro, utiliza siempre una crema de cuidado específico como puede ser la crema regeneradora hidratante reafirmante de Opencel.


Opencel es una franquicia dedicada a los tratamientos estéticos, donde se ofrece un servicio integral y personalizado, con una combinación de tratamientos corporales a precios muy competitivos.
Destacando los servicios de fotodepilación subcero, cavitación, radiofrecuencia corporal, lipólisis ultrasónica, presoterapia, terapia fotodinámica o infrarrojos corporal, entre otros, siempre utilizando tecnologías de última generación.

Seguro que hay un centro Opencel cercano a tu localidad ¡Ven a vernos!

¡Y este verano presume de una figura y un bronceado de infarto, pero sin riesgos!

Anuncios

~ por elenapgm / gmoli en 22 junio, 2011.

Una respuesta to “¡¡Ya está aquí el verano!!”

  1. Muchas gracias por la recomendación, nunca viene mal que nos recuerden lo de los protectores solares y sobre todo en estos días de puente 😉

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: